Pensatividad como verbo

Pensatividad como verbo

La Pensatividad se enfoca hacia la búsqueda de la calidad y de la excelencia. Alcanzarlas requiere que esa actitud a la que más arriba aludíamos, se transforme en acción: Pensativizar.

Más allá de procesos creativos o innovadores, Pensativizar implica una cadena de acciones que se priorizan como sigue: Focalizar, Observar, Atención Plena, Cuestionar lo aparente y Preguntar por lo no evidente, escuchar y entender las respuestas, proponer vías posibles, elegir y…, sorprender, con-mover a los clientes y usuarios.

En este proceso de calidad, busca dar respuesta a las preguntas:

  • ¿Quiénes son los beneficiarios de esta acción?
  • ¿Qué buscan a través de ella?
  • ¿Tiene sentido esto que hacemos y cómo lo hacemos?
  • ¿Se puede aportar más valor haciéndolo diferente?

Pensatividad como...


Pensatividad como actitud

La Pensatividad, con la práctica, deviene en una actitud desde la cual vivimos, y que supone considerar como principios:

Pensatividad para sorprender

En un entorno complejo, incierto y cambiante como el actual, la mejor opción de pervivencia para nuestras organizaciones es conseguir…

Y... ¿qué puedo hacer?

En primer lugar, preguntarnos: al relacionarnos con nuestros usuarios y clientes, ¿Les proporcionamos lo que tenemos, o por el contrario …